Fito

YO SEGUIRÉ MIRANDO AL CIELO, TÚ NUNCA QUISISTE VOLAR...

miércoles, 23 de mayo de 2012

A un lado...

Cuando percibes sentimientos negativos de otras personas hacia ti... lo sientes.
Cuando se lo callan... duele.

Y si lo piensas detenidamente... ELLAS se lo pierden.


Intentando que me afecte sólo lo que tenga que ver con las personas que son transparentes conmigo, y darle importancia a aquel me también me la da a mí.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Algo falla.

He dejado muchas amistades por el camino y quitando alguna excepción, en ninguna ha habido ningún conflicto aparente. Creo que es peor en el sentido de no saber el motivo de que ya no quede absolutamente nada.  A veces preferiría que me hubieran echado los platos a la cabeza, así entendería la ausencia de algunas personas en mi vida. O quizá no tengan ningún plato que romperme y el fallo esté en mí . Aunque yo soy de las que piensa que las amistades van por etapas.

Puede que esta vez sea la única que me duela de verdad, porque pensaba que no era posible que tú solo formases una etapa en mi vida. He pensado muchas veces en llamarte. Espero atreverme hoy, y que salga lo que salga porque no me perdonaría no haberte llamado el día de tu cumpleaños.



En mi cabeza no para de retumbar esta frase: "Arrepiéntete de lo que hagas, y no de lo que no hagas". 
Espero no ser una cobarde. 

sábado, 12 de mayo de 2012

Paz interior

Creo que eso es lo mejor que te puede pasar cuando finaliza un día, sentir una paz enorme en tu interior.     Irte a dormir con mucha tranquilidad y con la mente despejada, como flotando. 

No sé. Me siento así, y es una sensación taaaaan guay que... quería compartirlo con todo aquel que me lea y no deje comentarios, ejem ejem...  

Os mando abrazos y besos con mucha luz :)


¿No ves que hay una luz en el fondo de mi corazón?
(Quique González e Iván Ferreiro - Vidas cruzadas)



miércoles, 9 de mayo de 2012

Yo siempre te querré, ¿no lo ves?

Hay cosas que nunca cambian...
...Aunque pasen los años y haya esperanzas guardadas al fondo del cajón. 

Hay personas que nunca cambian...
...Aunque pase la vida y las oportunidades se lancen al aire sin que nadie las recoja.



Creo que ya no es una cuestión de esperar algo de otra persona. Tampoco se trata de desilusión. Es un sentimiento de tristeza, sí, quizá sea eso. Es difícil ponerle nombre.
Hace tiempo conseguí limpiarme el alma, quitar las telarañas del rencor y la decepción que habitaban en mí. Ya no queda nada de eso, los sentimientos negativos no te llevan a ningún sitio, sólo nos comen por dentro. Pero las heridas a veces siguen escociendo, no por lo que nos hicieron en el pasado si no porque en el presente sigo siendo inexistente para ti. Preferiría que me odiaras, al menos sé que te produciría algo. Todos tienen razón, la indiferencia duele más que cualquier otra cosa.

Estoy bien. Necesitaba liberarme de estos pensamientos que envuelven mi ser de vez en cuando, cuando te tengo cerca, cuando os tengo cerca. La incomprensión sigue ahí, porque no entiendo cómo no se puede querer a un hijo.


Y mientras suena está canción tan preciosa...