Fito

YO SEGUIRÉ MIRANDO AL CIELO, TÚ NUNCA QUISISTE VOLAR...

lunes, 31 de diciembre de 2012

Adiós 2012

    Quedan menos de dos horas para que finalice este año... El 2012, ése que cuando era pequeña miraba con terror deseando que no llegara nunca, pensando eso de que el fin del mundo llegaría con él. Bobadas que te crees cuando eres pequeña y vas manteniendo durante algunos años más "por si acaso".

    He cenado hace un rato, y aún estoy intentando terminarme la copa que me he echado de vino (soy incapaz de que me guste el alcohol). Pero es un reto. Un estúpido reto, que conseguiré con un último trago. Eso si no han retirado ya la copa de la mesa. Nada de eso es importante.

    No creo en los nuevos propósitos, ni el fingir ser feliz sólo porque es Navidad, ni en las personas que dicen querer ser mejores sólo porque comienza otro año. Pero si es una excusa para cumplir vuestros (nuestros) sueños, bienvenido seas 2013. Tú y todas las cosas que nos depares, que me depares. Ojalá traigas todas esas cosas que piden, ojalá mantengas la esperanza cuando se adentren los meses. 

    No sé que destacaría de este año, sinceramente. No soy buena para las fechas, ni para guardar malos ni buenos recuerdos. Lo que haya quedado, lo guardo para mí y para los que han vivido algún momento feliz o amargo conmigo. 

Tu jardín con enanitos

... Y sí, yo también estoy replanteándome ciertos asuntos que quiero que cambien. Así que sólo pido luz cuando todo esté a oscuras, voluntad para no parar de luchar y fuerza para levantarme cuando caiga. Quiero creer en mí; los cambios están en uno mismo y yo sigo dispuesta a seguir creciendo. 

¿Yo? ...yo sólo quiero sonrisas. 

¡Os deseo un 2013 con 12 meses llenos de sonrisas!